Uncategorized

Maduro vaquero

Asian

Maduro vaquero
deleted Hola mis lectores soy Mérida de México, saben quisiera relatarles lo que me sucedió en una comunidad de Zacatecas, fuí invitada por un amigo a la fiesta de su pueblo a divertirnos, llegamos el 15 de septiembre por la tarde y estuvimos platicando con su familia, comimos, nos arreglamos y nos fuimos al pueblo a un antro a bailar, estuvimos divirtiéndonos por horas con todos sus amigos. Ya como a las 3:00 de la mañana fueron por nosotros y nos llevaron de regreso al rancho de mi amigo. Cuando nos íbamos a dormir me dijeron que a mi me tocaba irme en la cabaña del abuelo de mi amigo él tenía entre 60 y 65 años, me platicó antes de irnos que quedaba como a un kilómetro y medio del rancho, entre cerros y un riachuelo que corría frente a la cabaña, se me hizo muy padre conocer el lugar en medio de la naturaleza y sin ruidos para descansar, así que sin pensarlo acepté. Le pregunté como nos iríamos hacia allá por lo que me contestó pues en mi caballo, al principio me dio algo de temor porque jamás había montado, pero el me dijo, no temas yo te llevo sin peligro, llegamos al establo, ensilló al caballo me indicó como subirme, yo traía faldita corta y no podía subirme, el me tomó de la cintura y me impulsó hacia arriba, logre montarme, se me recorrió la falda hacia la espalda, y aunque estaba obscuro vi como se me quedó viendo hacia las nalgas, me dió pena, quise taparme el me dijo no te preocupes no pasa nada se subió al caballo justo detrás de mi. Comenzó el caballo a caminar y nos fuimos por unos instantes callados y solo me dijo: si sientes frió recargate hacia atrás y yo te cubro, pero ese entonces mi mente empezó a imaginar cosas morbosas, así que hice lo que me dijo y sentí el calor de su cuerpo pagado al mío, hasta que llegamos a la cabaña, se bajó del caballo me dió los brazos y me ayudó a bajarme, sentí como deslizó sus manos por mi cintura, nalgas y piernas, silbó fuiiiiiiiii, que barbaridad dijo, entra mientras llevo al caballo. Así lo hice entré y vi que eran dos habitaciones separadas, me metí a una y comencé a ponerme cómoda, pasó un momento y escuché que el también entró a la cabaña, y abrió la puerta de la habitación donde yo estaba y me dijo hay perdón esque esta es donde yo duermo, pero no te preocupes quédate ahí,le dije no por favor yo me voy a la otra no quiero incomodar, no es m*****ia contestó eres como de la familia, gustas algo antes de dormir? si claro una cerveza o un tequila, bien fué a traer las bebidas y aproveche para meterme a la cama. El llegó y se sentó a un lado de la cama, se quitó la camisa y me dijo no te importa si me pongo cómodo verdad? le dije para nada, esta bien, se quito tambien el pantalón y se quedó únicamente en calzoncillos, pude apreciar a un hombre maduro muy saludable, velludo entrecano fuerte de brazos, pecho y piernas. Ufffffff, me imaginé el pedazo de verga que tenía entre sus piernas y no pude evitar excitarme, temblaba como nunca, me lo notó y me dijo si gustas nos juntamos para no sentir frío, esta bien le dije, levanté la sábana y deje que se recostara junto a mi, terminamos las bebidas y charlamos un poco, después me recosté de lado llevando mis nalgas hacia el pero sin tocarlo, el hizo lo mismo pero al contrario juntó su cuerpo contra el mío y pude notar que se encontraba erecto y respiraba entrecortado, me abrazó y colocó su verga entre mis nalgas, me sentí super caliente y comencé a moverme un poco, el tomo mi pierna y la levantó, colocó su miembro en la entrada de mi culito, ensalivó un poco y fué empujando despacio su tranca, resvaló su cabeza y sentí como me estaba rompiendo el culo, le pedí que fuera mas despacio, se colocó frente a mi, me levanto las piernas y colocó una almohada en mis caderas, lubricó mi culito y apunto nuevamente su verga hacia mi, yo gemí con su embestida y el dijo en voz baja palabras como así putita, abrete para entrar completo, aprietame la verga, cómetelo todo, puja mientras te bombeo, eres mi puta favorita, sacame los mecos con tu culo, muévete rico, y eso que me decía lograba que me volviera loca de placer, mu colocó como perra en cuatro y me embistió fuerte tomándome de las caderas y nalgueandome mientras empujaba su peluda verga contra mis empinadas nalgas, sus bolas golpeaban contra mi, despues lo monté y lo cabalgué con fuerza, para ese entonces ya no me dolía así aproveché para hacerlo en todas los posiciones posibles, fué entonces que comencé a sentir sus contracciones su verga totalmente erguida y su largo rugido al explotar el garrote dentro de mi. Así nos mantuvimos por unos instantes, me lo sacó del culo y todavía le punsaba la verga mientras reposaba en mis nalgas, yo me frotaba mi hoyito y sentía como brotaba de él los mecos espesos y calientes. me besó mi cuerpo hasta quedar exhaustos y por fin dormidos.
Si les gusto mi experiencia haganmelo saber para platicarles lo que ocurrió los días siguientes en el establo, en la orilla del río y en la lunada.
Con cariño para Darío el abuelo.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir

antep escort izmir escort tuzla escort