Uncategorized

Mi primera perberción. Part 11

Big Tits

Mi primera perberción. Part 11
Que tal queridos lectores, hoy he vuelto por aquí para contarles otros de los mejores momentos tabú que viví a lo largo de esta historia sexual donde todo comenzó con mi propia hermana, por si eres nuevo leyendo esta parte, te sugiero que leas las anteriores para tener una idea completa de este gran tabú, por los que ya saben como comenzó esta historia les sugiero leer asta el final, también les pido una disculpa por no escribir mis historias de forma consecutiva, lo que pasa es que no tengo mucho tiempo libre, y cuando tengo tiempo puedo escribir dos o tres relatos cuando mucho.

Bueno!!..en esta parte les contare, otro de los mejores momentos que tu ve con mi hermana, como ya algunos saben yo comencé a tener roses íntimos con mi hermana mientras iba a dormir a su casa para cuidarla mientras mi cuñado trabajaba por fuera y volvía cada fin de mes, después de aquellos días donde yo la manoseaba mientras dormíamos en la misma cama avía quedado en el pasado, como ya saben, llegué al punto donde llegué a cogerla sin ningún tapujo, sobretodo porque ella misma en algún momento medio el consentimiento para cogerla cuando yo quisiera.

Como saben mi hermana y yo comenzamos unos de los tabú más prohibidos que existen, porque tal vez uno se cogería a la prima, a la cuñada, a la tía, pero a una hermana, eso si esta cañón, porque no es como decirle a tu hermana vamos a coger y ya, no no…tiene que ser una forma muy especial para lograr esa hazaña y sobretodo que tu hermana se preste para esa situación, es decir que quiera coger con su hermano por propia voluntad y no forzadamente.

Púes yo tu ve esa suerte, donde las circunstancias se juntaron en el momento preciso y mi hermana y yo cogimos muchas veces, fueron tantas veces que cogimos que simplemente les cuento algunos de los mejores momentos, les vuelvo a sugerir que lean la primera parte que lleva por titulo ( Mi primera perberción sexual ) así comenzó esta historia, le cambie el título por error y ahora se llama ( Mi primera perberción ) desde la primera parte, asta la tercera parte encontraran la explicación de como y porque comencé con todo este vicio sexual que poco a paco me llevo a tener sexo con mis tías y primas, hubo por ahí una tía que no solo me conforme con cogerla a ella si no que también me cogí a su hija, pero todo comenzó con mi hermana ya que fue con ella mi primera vez.

Después de varios meses que llevábamos cogiendo mi hermana y yo, todo era muy normal para nosotros, yo iba por las tardes después de salir de escuela, y pues como iba todos los días fue así como poco a poco comencé a manosearla y lo resto es historia, también quiero recalcar que cuando todo esto comenzó yo era un adolescente y mi hermana tenia veinte años, mi hermana me lleva ocho años, así que saquen sus cuentas a los cuantos años comencé mi vida sexual, era yo prácticamente un mocoso!!…pero tal cuando mi hermana me fue enseñando todo sobre el sexo, sin contar que cuando se comía mi verga ya no parecía yo un mocoso, porque la hacia gemir con mi verga mientras se la clavaba por la panocha.

Todo ese sexo prohibido duro mucho tiempo, por que mi cuñado estuvo más de un año y medio trabajando por fuera y volvía solo los fines de mes, les voy a describir brevemente como era mi hermana a sus veinte años, mi hermana no es alta ni chaparra, digamos estatura media, yo soy más alto que ella, no es morena ni güera, más bien es la clásica mexicana de piel morena clara, tiene el pelo lazio y negro, ojos cafés…sus tetas no eran muy grandes ni pequeñas más bien de tamaño medio como una naranja, es de cintura estrecha pero con cadera ancha dándole una forma perfecta a su cuerpo esbelto, sus piernas torneadas con un trasero bien firme, qué cualquiera chico querría vaciarle toda su leche ahí o manocearle todo ese trasero.

La verdad es que mi hermana lucia muy bien en esa época, y hora a sus 41 años sigue luciendo muy pero muy, brevemente les contare la primera vez que la espíe mientras se cambiaba después de salir de bañarse, yo me escondí en closet en su cuarto mientras ella se cambiaba frente a mi, aquel closet era lo suficiente grande para esconderme y mirarla desde ahí, ahí fue donde por primera vez la vida desnuda totalmente, también puede ver por primera vez su panocha depilada, era renegrida y abultada, era como un bolillo pero parado, bueno así lo describía yo en esa época cuando no sabia nada de esas cosas, pero bueno!!…basta de introducción, ahora mismo les contare la parte que todos esperan, obviamente la parte donde me la culeo, ya se que eso es lo importante para ustedes, así que ahí les va otro de los mejores momentos que viví con mi hermana mientras mi cuñado no estaba, y yo cogiendome a su vieja como si fuera mi vieja, no era mi vieja!!…pero si mi hermana, y ella también le gustaba coger conmigo como si yo fuera su marido, mi hermana le ponía los cuernos a mi cuñado conmigo, pero al menos decía que era mejor coger conmigo que con un desconocido, sea cual sea la razón mi hermana y yo disfruta vamos tener sexo todas las veces que podíamos.

Bueno bueno, sin más preámbulo ahí les va el relato, este sexo que tu ve con mi hermana fue uno de los mejores por que lo hicimos en el bosque, también les voy aclarar que yo ya avía salido de la primaria, ya estaba yo en el primer año de secundaria, además todo esto empezó cuando me faltaba solo medio año para salir de la escuela primaria, pero aun así mis primeros encuentros con ella fueron en esos meses, pero eso ya les explique en las partes anteriores de este relato.

Recuerdo que este encuentro sexual con mi hermana fue un sábado, aquel día mi mamá y yo estábamos en la casa de mi hermana desde la mañana, mi mamá fue a visitar a mi hermana ese día, yo me fui con ella para postéreormente quedarme a cuidarla como todas las noches, aquel día sábado llegamos temprano mi mamá y yo a la casa de mi hermana, creo que eran como a las nueve de la mañana, ese día iba hacer un día largo, no solo porque mi mamá estaría ahí casi todo el día, si no porque también avía ido por algo más, obviamente mi mamá fue a visitar a su querida hija, pero mi mamá lo tiene es que son de las mujeres que si pueden hacer una sola cosa por dos, pues mejor!!.

Mi mamá fue a visitar a mi hermana, pero aquel día tenia en planes ir aun pequeño bosque que no estaba muy lejos de ahí, usted se preguntaran por que mi mamá querría ir al bosque, pues muy simple!!…ese bosque donde mi mamá quería ir no era cualquier bosque, era un bosque de encinos, un bosque donde por lo regular en esas fechas bajo los arboles de encino crecen unos hongos llamados “Hongos De Encinos” los bosques de encinos son muy escasos en esa parte de México donde vivíamos, ese pequeño bosque donde fuimos no estaba tan lejos, creo que como a unos 30 minutos caminando.

En esas fechas las personas que vivían ser ca de ahí recolectaban el dichoso hongo, mi mamá era una de esas personas que les gustaba el hongo, el hongo es comestible y es una delicia, el bosque no era muy grande ni muy pequeño, pero si lo suficientemente amplio para perder por ahí un rato, los arboles de encinos son grandes, y cuando llega el otoño tira una gran cantidad de hojas secas dejando una alfombra literalmente.

Bajo los bosques de encinos crece muy poca maleza, ya que la cantidad de hojas secas es tanta que los arbustos crecen pero muy pocos, pero aun así crece maleza, obviamente es algo bonito entrar a estos bosques por que te puedes perder por ahí entre los arbustos y colinas que existen dentro, el bosque ese que estaba ser ca del pueblo tenía como dos kilómetro de largo y como un kilómetro de ancho, era lo suficientemente grande para perder por ahí que no??

Bueno bueno, aquel día mi mamá después de estar un buen rato en casa de mi hermana, comenzó a insistir en que ese día era muy buena para ir a buscar hongos, y es que en esas fechas llueve ocasionalmente y hay sol a la vez, lo cual hace que las hojas secas absorban mucha humedad y con el calor a la vez los hongos brotan entre las hojas, recuerdo que mi hermana dijo que si iríamos, pero que también pasaríamos por su suegra, ya que también a ella le encantaban los hongos.

Era como entre las doce del medio día y la una de la tarde cuando comenzamos aquella aventura, pasamos por su suegra de mi hermana y nos fuimos rumbo al bosque, iba mi mamá, mi hermana, su suegra de mi hermana y su cuñadita de mi hermana que era una morrilla de unos ocho años, por cierto esa morrilla era la última hija de su suegra, en total íbamos cinco, tres mujeres, una morrilla y yo el único hombre adolescente.

Aquel día mi hermana traía un vestido de una sola pieza, era un vestido largo porque le cubría bastante por debajo de las rodillas, pero de igual manera se veía espectacular, mi mamá traía pantalón para cubrirse de la maleza y la suegra de mi hermana también traía vestido, mientras camina vamos rumbo al bosque mi mamá decía que esperaba no estuviera muy monte porque entre los arbustos crece un tipo de planta que si te tallas en ella literalmente de quema la piel, causa mucha irritación por sus hojas con diminutas púas.

Seguimos caminando asta por fin llegar al borde del bosque, comenzamos entrar y si avía muchos arbustos, pero se podía caminar muy fácilmente entre ellos, las hojas bajo el bosque eran tantas que cuando caminabas por encima se un día como un colchón, las hojas estaban secas aquel día, pero solo por encima porque bajo esa alfombra de hojas avía mucha humedad, nos fuimos adentrando al bosque asta comenzar a encontrar los primeros hongos, andábamos como a dos o tres metros de distancia cada uno para buscar bien entre las hojas y los arbustos.

Buscamos y buscamos pero no avía casi nada, ya avían buscado en esa zona otras personas, nos fuimos más adelante asta llegar a una parte donde avía una colina un poco empinada, comenzamos a buscar otra vez y si encontramos algunos hongos más, recuerdo que en algún momento yo me quede frente a mi hermana buscando entre los arbustos, cuando de repente se puso de cuclillas frente, obviamente buscado hongos también, pero cuando se agacho dejo entre abierta las piernas y pude ver bajo su vestido el biscochote abultado, traía un calzón de color morado, literalmente le colgaba la papaya entre sus piernas, aun que yo ya me comía ese panochon sin ningún tapujo aun así me excitaba cada vez que lo vía como si fuera la primera vez.

Mientras mi hermana removió las hojas entre la maleza buscando, yo disimuladamente le veía el chocho abultado cubierto por su calzoncito, su suegra y mi mamá también buscaban un par de metros mas atrás, mi hermana se dio cuenta que yo le estaba viendo el chocho y más abría las piernas, los dos di si mula vamos!! ella abriendo las piernas y viendo ese bonito biscochote.

Como siempre no pude evitar mi erección, la verga se me puso dura, yo traía un short de esos que son como para ir a la playa, obviamente el bulto de mi erección comenzó anotarse, seguimos buscando asta llegar aun pequeño riachuelo, corría muy poca agua pero estaba bonito ese lugar, recuerdo que ahí descansamos uno minutos, del otro lado del riachuelo estaba una colina como de unos 200 metros, era un poco inclinado lo suficiente para que mi mamá y la suegra de mi hermana no quisieran subir por ahí, la cima de esa colina era plana y un poco grande, mi hermana y yo decimos que subí riamos por ahí para seguir buscando hongos, mi mamá y su suegra se quedaron ahí a la orilla del riachuelo, la cuñadita de mi hermana quería ir con nosotros pero mi hermana le dijo que no, obviamente mi hermana y yo ya sabíamos a lo íbamos.

Antes de comenzar el ascenso por la colina mi hermana le pidió a su suegra una especie de toalla que traía, más bien era un trozo rectangular de seda que su suegra usaba como un complemento de vestir, después de pedirle eso comenzamos a subir la colina, entre los arbustos nos fuimos abriendo paso asta llegar a la cima, creo que ni si quiera eran 200 metros asta arriba, quizás 150 metros o menos, se escuchaba desde ahí arriba que hablaba mi mamá y la suegra de mi hermana, también se oía la voz de su cuñadita.

Cuando llegamos a la cima de esa colina, fuimos a lo que fuimos, buscamos el mejor lugar para donde darle rienda suelta a nuestros instintos sexuales, los arboles de encino en esa zona eran más bajos, los arbustos eran más tupidos pero avía partes donde no avía nada, buscamos la mejor zona, encontramos un árbol que era bajo pero con un tronco ancho, era como si lo hubieran limpiado intencionalmente, el espacio bajo el tronco del árbol era como de 4 o 5 metros, avía un colchón de hojas y fue ahí detrás de ese árbol donde monte a mi hermana otra vez.

Obviamente nos olvidamos de los hongos que busca vamos, mi hermana me dijo sonriendo, aquí mero!! recuerdo que se ha gacho frente a mi, desato mi short y saco mi verga que ya lo traía bien duro, sin pensarlo se la metió a la boca y comenzó a mamarla de una forma increíble, mientras me chupaba la verga mi short cayo asta el suelo, cerré mis ojos para sentir sus labios ardientes chupando mi pene, también me chupaba los huevos.

Mientras mi hermana me chupaba la verga dijo, hay que linda verga tienes papito!! te gusta como te la mamó?? pregunto ella, yo le dije que si, continuó mamando mi verga y pregunto, verdad que me vas ha dar tu lechita?? yo le dije si, toda mi lechita es para ti, siguió mamando mi verga bien rico, yo cerraba y abría los ojos viendo hacia arriba entre las copas de los árboles oyendo los silbidos de algunos pájaros, mientras sentía como mi hermana me daba una de las mamadas más ricas de todas, recuerdo que me chupaba la pura cabeza de verga, la chupaba fuerte que asta ruidito hacia como si chupara una paleta, mi verga se puso duro y alcanzó su erección total.

Mi hermana siguió mamando un ratito más, yo simplemente me limite a disfrutar ese momento maravilloso, cuando por fin mi hermana dijo, ya ya…te toca!! se paro y se recargo en aquel árbol, y dijo…mama mela un poquito!! se levanto la falda he hizo aun lado su calzón es poniendo su panocha depilada frente a mi, me agache frente a ella y subió una pierna en mi hombro, me puso ese chocho en mi cara, era grande ese bulto!! vi como estaba un poco húmedo por lo excitada que estaba, cuando le di los primeros lengüetazos mi hermana gimió bien rico, ese panochon húmedo y tibio era lo más rico que avía probado, ella misma me refregaba su concha en la cara, me decía… así así papi, que rico, hay que rico!!.

Se la mame un ratito, asta que finalmente me dijo ya!! quiero ese pito, así como estaba la agarre de frente con una pierna arriba y con el calzón aun lado logre alinear mi verga con su panocha y padentro, cuando se la clave nuevamente gimió de placer, ella se sostenía de mi cuello mientras yo le sujetaba una pierna en el aire, mi otra mano bajo su vestido agarrándola de su trasero, estábamos de frente de alguna forma cogiendo bien rico, yo sentía como su concha se refregaba en mi pelvis mientras mi verga entraba y salía de ahí dentro, sentía como su calzoncito se rosaba por un costado de mi verga mientras la cogía.

La cogí como tres o cuatro minutos así, era un poco cansado, pero de igual manera era satisfactorio ver como mi hermana cerraba los ojos cada vez que mi verga entraba en su concha, después de cogerla durante esos minutos mi hermana se volvió agachar frente a mi y medio un par de mamadas otra vez, después se levanto y se quitó el calzón, yo también me quite el short, esta vez se dio la vuelta dándome su trasero, se levanto el vestido, se recargo en el árbol parando su culote, se a cómodo de tal manera que su concha quedo bien expuesto para mi, dijo…vamos bebe, dale de comer a mi sapo!!… literalmente eso dijo mi hermana.

Yo sin dudarlo me arrime y con mi mano dirigí mi verga a la entrada de su concha, tal y como dijo le daría de comer a su sapo, no era la primera vez que cogía así, pero si era la primera vez la cogía al aire libre y eso era excitante, la agarre de la cintura mientras se la clave asta el tronco, gimió de placer cuando comencé a darle verga suavemente, recargada en el árbol se ponía de puntitas la condenada para lograr una buena penetración, ahí estaba mi hermana dándome ese concha con su trasero frente a mi en el bosque mientras que unos metros más a bajo mi mamá y su suegra ni se imaginaban lo estábamos a siendo.

Esa cogida que esta vamos teniendo era muy rico, mientras le daba verga una y otra vez mi hermana gemía suavemente diciéndome, así así no pares bebe, sigue sigue…hay que rico, así así…dale verga a mi panocha, hay que rico!! seguí y seguí dándole con todo lo que tenia mientras gemía suavemente, el ruido del bosque con los silbidos de los pájaros y cogiendo a mi hermana ahí eso era lo mejor de lo mejor, mientras la seguía cogiendo por atrás ella saco sus senos del vestido, mis empujones eran consecutivos, su concha recibiendo mi carne y ella sobando sus propios senos endurecidos por la excitación de ese momento.

Después de cogerla varios minutos así, nuevamente se destrabó de mi verga y volvió a mamar me la verga, sus senos al descubierto y su calzón tirado entre las hojas, todo ese momento era un paraíso sin dudarlo, después de esas mamadas nuevamente se acomodo frente a mi, esta vez en la posición que más me gusta, se puso en cuatro, ahí estaba esa ricura totalmente para mi solito, más temprano que tarde le di verga nuevamente, era un bello panorama ver como mi hermana recibía mi fierro una y otra vez así de perrito con ese trasero bien parado y al descubierto, sus gemidos eran despacios y al ritmo de mis penetraciones, seguí dándole verga a su panocha mientras trataba de contener mi eyaculación.

Creo que la cogí de perrito unos 8 o 9 minutos, yo sentía que vendría en cualquier instante pero ella me decía que aguantara un poco más, cuando comencé a darle más rápido ella se destrabó de rápidamente y me dijo, no no no!!..aguanta un poco más, recuerdo que le dio unos golpecitos a mi verga para frenar mis ganas de venirme, y le funciono porque aguante un poco más, nuevamente volvió a chuparme la verga bien rico, me la chupo y me dijo, esta vez si me la das asta que te vengas!!…le dije que si, mi hermana puso sobre las hojas aquel trozo de tela que era de su suegra y se acostó boca arriba, abrió las piernas para recibirme otra vez, ahí esta esa maravilla entre sus piernas, a plena luz del día con la naturaleza de compañía, sus senos al descubierto y concha también.

Simplemente me abalance sobre ella y a darle otra vez asta donde aguantara, creo que ya no fue mucho lo que dure pero fue tan rico ver como su concha se abría cuando le daba verga sin parar, mi hermana gemía igual que yo mientras mis penetraciones eran seguidos, le di y le di asta el punto donde me tumbe sobre ella, mi hermana me abrazo literalmente con sus piernas mientras me sujeta del cuello y yo encima de ella, el ritmo de mi penetración fue más y más rápido, ella me decía al oído, así así no pares!! sigue sigue, hay que rico…quiero tu leche, quiero tu leche!!.

No aguante más y con espasmos me corrí mientras le daba las ultimas empujadas de verga, ella dijo que sentía cuando me estaba corriendo y me apretó fuerte entre sus piernas, nuestros gemidos fueron al mismo tiempo, todo aquello fue lo máximo, y por lo que fuimos no encontramos nada, eso le dijimos a mi mamá y la suegra de mi hermana cuando volvimos con ellos, no encontramos hongos haya arriba, eso le dije a mi mamá!!…más no sabia que el único hongo que se comió mi hermana era el hongo de mi verga, porque me acababa de coger a su hija, después de aquel momento buscamos por un rato más lo que habiamos ido a buscar y lo resto es historia.

Tal vez se preguntaran por que me podía correr en la concha de mi hermana sin que alguna vez saliera embarazada, pues muy simple!!…mi hermana tenia puesta un dispositivo de esos para evitar un embarazo, uso esos dispositivos por al menos cuatro años que fue lo que duro sin tener hijos, bueno queridos lectores, esperó les haya gustado esta parte, esperó contarles otra parte en unos de estos días, mil disculpas por los errores ortográficos pero trato de escribirles estas historias en un tiempo muy corto, por eso ni si quiero me tomo el tiempo de corregir los errores, de antemano gracias por leerme y nos vemos asta la próxima, que pases buenos días, tardes o noches.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir

antep escort izmir escort tuzla escort