Uncategorized

anonimus

Babes

anonimus
esa tarde estaba mas buena que nunca,
mis padres junto con los de ella se habían dirigido al centro de la ciudad a comprar todo lo necesario para la mini reunión que se le tenia preparada a la tía Sandra,
mi cuasi prima se me sentó al lado, frente a un computador super viejo que por ahí anda aun destartalado,en esa época comprábamos el Internet con unas tarjetas prepago la velocidad máxima era de 100 kb se imaginaran la lentitud tan macha,
– que haces – me pregunto inocente…
– nada – le conteste mientras intercalaba entre paginas a ver cual cargaba mas rápido y música e imagenes del compu…
– mmm que aburrido hagamos algo ya que se fueron los viejos –
así era Tatiana hace rato no nos m*****abamos,nos habíamos dejado de ver por casi tres años que estuvo en la costa con su mama y hermana, pero seguia con las mismas mañas solo que ahora si tenia unas tetas y culo ricos la calentura y alimentación de la costa le habían sentado muy bien,
– venga para acá- susurro arrastrándome de la mano para el sofa que acompañaba el cuarto de estudio,
acostándose boca arriba me pregunto que si ya había perdido la virginidad,
yo sonrojado y medio rabón por la pregunta,me recoste tocandole la pansita y le dije -no y tu –
siiiiiiiii super rico es lo mejor del mundo, afloro la vieja confianza que ya nos teníamos y que solo demostrábamos cuando estábamos sin adultos cerca,

debo confesar que tenia una arrechera muy cerda, mi pene cabeceaba contra el jean de una manera brutal,

– me ayudas con eso – le dije acercándome y abrazándola muy fuerte, me sentia muy exitado rosando con mi pecho esas tetas que le habian crecido de una manera impresionante mi Tatis estaba hecha toda una mujer, re rica,
paso seguido la empece a besar, yo tenia la conciencia de que con ella podía hacer lo que se me diera la gana mi mosita de infancia,
ella correspondió mis besos haciendo gala de los trucos aprendidos en aquellas latitudes,su lengua siempre fue mas grande que la mía pero esta vez sus movimientos eran mas concientes y profundos, tenia un dominio poderoso sobre mi boca,

– quítese el pantalón –

de inmediato le hice caso yo pensaba que ya me había derramado y puede ser que si parecía que me había orinado que boleta pero no me importo mi arrechera era mas mi pene seguía en pie,

– perame – se puso de pie y se quito el jean quedando en unos cucos muy deliciosos, dios mio, estaba de espalda a mi y yo solo queria disfrutar el momento sabia que mis encuentros con ella ya no serian tan frecuentes como antes ya que iban a vivir al otro lado de la ciudad,

mordiendo esas dos nalgas me encontraba cuando se dio la vuelta y con una calma abrumadora me dijo -calmate es mas rico si lo hacemos despacio-
jajajaja despacio yo ya me queria derramar no me importaba nada mas saber como le habia crecido la panocha, me moria de ganas por verla y definitivamente me sorprendi primero por el bello antes no tenia tanto y luego por el bulto tan hp que tenia era regordeta se sofocaba en medio de esos dos perniles,

-como esta de rica- le dije lleno de emoción y rosando con mis dedos desde abajo hasta su ombligo,

-acomódese pues- y sentándose a horcajadas sobre mi empezo a rozar su vagina sobre mi pene,

luche por tratar de penetrarla cual perro en celo que trata de comerse una perra pero no lo logra,
me tuvo que ayudar, tomo la cabeza de mi pene con dos dedos y lo sobo contra sus labios exteriores de arriba abajo, respirando mas rapido y cerrando los ojos decia – mmmmmm que ricoooooo me gusta –

ya sentia como le bajaba aguita por esa chochita que rico, todo ese pony encima mio, y con esa cara de perra, de momento ubico la cabeza en la entrada de su vagina y se dispuso a empujar poco a poco sin mucha profundidad, yo sentía el calor mas intenso de nunca, cuando se la clavo toda no me pude contener le apreté las nalgas y empece a culiar hacia arriba tan rápido como podía sentía que ya iba a venirme desde ese momento fueron tres o cuatro minutos de clavadas intensas y besos le apretaba las nalgas como si se las quisiera quitar ella lo estaba disfrutando hasta cuando -glu glu glu- me le vine dentro sentía que el culo me dolía de la fuerza que le había imprimido al empujarla, – gracias – le dije a penas acabe – tiene que practicar mucho por qeu lo hizo muy rapido- se me hecho encima y descansamos un ratico, ah no me importaba sabia por historias de otros que venirse rapido la primera vez era lo mas normal del mundo asi que simplemente le dije – como me gustaría practicar contigo-

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir

antep escort izmir escort tuzla escort